domingo, 25 de septiembre de 2016

Presentación

Mi nombre es Elena Torres Serrano, tengo 15 años y soy estudiante de 1º de Bachiller del IES Chaves Nogales. 

Para empezar diré cinco cosas sobre mí. La primera es que me encanta leer, desde pequeña me terminaba muy rápido los libros que me compraban. Aunque al ascender de nivel tengo cada vez menos tiempo, creo que es muy importante, ya que es algo que sirve tanto para enriquecerte como para abrir tu mente y darle vida a tu imaginación. Otra de mis aficiones es escuchar música, escucho tanto en inglés como en español aunque predominan las de inglés. Me gusta buscar siempre las letras de las canciones y comprenderlas, ya que creo que es otra forma de expresarse muy bonita. Por otra parte, el baile también ha sido muy importante en mi vida, he estado en academia 6 años, he hecho tanto ballet como funky, y desde pequeña es una de mis pasiones. También me gusta viajar, conocer otras ciudades, visitar otros países, aprender de cada cultura y con ello, crecer como persona. Por último, me considero una persona responsable y constante, me gusta hacer las cosas lo mejor que pueda.

Respecto a las expectativas del curso, pienso que ya este es otro nivel, una preparación previa a la universidad, y creo que debo dar lo mejor de mí y esforzarme, no sólo porque necesite nota, también para aprender e ir lo más preparada posible a mi carrera. Respecto a la asignatura de Lengua, aunque sea de ciencias creo que es importante ya que es una materia en la que me puedo expresar, aprender de otros ámbitos y leer que es mi parte favorita. Espero de este curso aumentar mis conocimientos respecto a la literatura, mejorar mi forma de escribir y redactar,  y que me vaya tan bien como me ha ido otros años.

El fragmento del libro que he escogido es de 'El Alquimista' de Paulo Coelho pues es uno de mis favoritos. Tengo un vínculo especial con el libro porque me ha dejado muchas enseñanzas y me ha abierto la mente.

Cada hombre sobre la faz de la tierra tiene un tesoro que lo está esperando- le explicó-. Nosotros, los corazones, acostumbramos a hablar poco de esos tesoros, porque los hombres ya no tienen interés en encontrarlos. Sólo hablamos de ellos a los niños. Después, dejamos que la vida encamine a cada uno hacia su destino. Pero, desgraciadamente, pocos siguen el camino que les ha sido trazado, y que es el camino de la Leyenda Personal y de la felicidad. Consideran el mundo como algo amenazador y, justamente por eso, el mundo se convierte en algo amenazador. Entonces nosotros, los corazones, vamos hablando cada vez más bajo, pero no nos callamos nunca. Y deseamos que nuestras palabras no sean oída, pues no queremos que los hombres sufran porque no siguieron a sus corazones.

Para eso existe la Alquimia- prosiguió el muchacho-. Para que cada hombre busque su tesoro, y lo encuentre, y después quiera ser mejor de lo que fue en su vida anterior. El plomo cumplirá su papel hasta que el mundo no necesite más plomo; entonces tendrá que transformarse en oro. Es lo que hacen los Alquimistas. Muestran que, cuando buscamos ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor se vuelve mejor también

He querido poner dos fragmentos, ya que tratan de cosas similares. Los he incluido porque considero que es la principal enseñanza del libro y es algo muy importante y que intento seguir en mi día a día, buscar nuestra propia Leyenda Personal, esa que ha sido asignada a nuestra vida y que pocas personas logran alcanzar porque están más atentos a su mente que a su corazón.

Por último, esta es una imagen de cuando estuve en Portugal hace un año, en la playa da Rocha de Portimao. Me gusta mucho esta foto porque hace que rememore ese momento, y recuerdo que el atardecer me dejó fascinada, es uno de los más bonitos que he visto. Tanto me gustó que este año volví al mismo sitio, y se ha convertido en una de mis playas preferidas.