martes, 22 de septiembre de 2015

¿Cómo soy?

Para conocerme un poco mejor, voy a comezar con mi autorretrato. He estado hablando de selfis, y como no iba a hacerme una, pero no la voy a publicar. Haré una descripción de mí misma apoyándome en la foto.
Físicamente soy delgada, morena de piel, tengo una altura media; ni muy alta, ni muy baja (1'65cm); mi pelo es largo, ondulado y castaño, mis ojos de forma almendrada son color marrón claro y cuando les da el sol se tornan a un color miel. La forma de mi cara es ovalada, mi nariz es respingona, y mi labio inferior es más grueso que el superior.
Pasemos a la descripción psicológica, y con ello, la relación con la foto. Mi expresión de la cara tiene un pequeño vínculo con mi forma de ser, y digo pequeño, porque dependiendo del momento estoy de una forma o de otra, en general soy alegre y simpática, pero he querido reflejar que en los momentos serios soy capaz de mantener mi compostura. También algo muy importante de mi personalidad; la tranquilidad. El sitio en el que me he hecho la foto es mi lugar favorito para leer, en la calma y el silencio. Con esto pasamos al siguiente apartado sobre mi identidad, mis gustos.
Como decía en las entradas anteriores las selfis pueden esconder muchos detalles, por ejemplo, cada cosa que he situado forma parte de mis aficiones. En mi mano se encuentra mi ebook, he querido plasmar mi pasión por la lectura, aunque tengo libros en papel, la mayoría se encuentran en formato digital. En el cuello se encuentran mis cascos, otra de mis grandes aficiones: la música. Creo que no podría vivir sin música, estoy todo el día con la radio puesta, y tengo muchos discos de artistas que me gustan. La ropa que llevo también dice mucho sobre mi estilo, mi conjunto preferido son unos vaqueros con una camisa. Otro detalle a destacar es el cuadro de mi espalda de Nueva York, es una ciudad a la que me encantaría ir en un futuro, me fascina una ciudad llena de rascacielos, el movimiento de la gente; aunque a algunas personas le pueda estresar esa vida, a mí me gusta mucho. También simboliza mi interés por viajar a otros lugares, y por conocer mundo. Pero sin perder mi esencia y el orgullo por mi país... de ahí mi pulsera con la bandera de España.



lunes, 21 de septiembre de 2015

Hablando de selfis

Seguro que ves selfis por todos lados, y que tú también te has sumado a la moda, porque realmente... ¿es una moda? Las podrás ver en las redes sociales como instagram, twitter, facebook, snapchat; en la tele, o incluso ya hay una canción llamada 'selfie'. ¿Por qué le gustará tanto a la gente? Quizás porque, aunque a veces no te des cuenta, un selfi dice mucho de nosotros mismos. También porque puedes expresar muchas cosas, como el entorno en el que estás, lo que haces, lo que te gusta y lo que no, tus sentimientos, tu forma de vestir, tus gustos... porque no deja de ser una fotografía y en una fotografía caben infinidad de detalles. Además ya han inventado el palo selfi para facilitar el proceso, así puedes hacer las fotos más lejos. No tienes por qué aparecer solo en la foto, también puedes estar con tus amigos o con tu familia, con tal de reflejar lo que haces en un momento determinado, puede aparecer todo lo que desees, y como no iban a presentarse nuestras personas más queridas.
La gente está tan obsesionada con las selfis, que llegan a tal punto de arriesgar su vida, lo más probable es que ya hayáis escuchado tragedias por culpa de esta nueva moda. Justo en nuestra ciudad, Sevilla, una joven de 25 años murió al caer desde el puente de Triana. El problema es que no ha sido el único caso, ni será el último, pues para algunas personas la cordura haciendo selfis no existe.
Como ya decía antes, con un selfi puedes expresar todo lo que quieras. Englobando todo, agradable y desagradable. Seguro que os habéis topado más de una vez con alguno desagradable... o incluso inaceptables en determinados momentos, redes, o con comentarios ofensivos.
¿Tienes idea de cuándo comenzó este fenómeno viral? ¿O a quién se le ocurrió hacerse una foto a sí mismo? Pues bien, las selfis como fenómeno comenzaron hace muy poco, a principios de nuestro siglo, antes de que existiera Facebook, se hicieron muy populares en Myspace. Pero ya existían desde hace mucho tiempo, grandes artistas como Picasso o Van Gogh se retrataban a sí mismos en el siglo XIX.
Con sus pros y sus contras, las selfis forman parte de nuestras vidas, así que podemos seguir haciendo arte con ellas pero... hay que tener mucho cuidado.




¿Conoces realmente la palabra selfi?

El primer trabajo del curso, y con el que estreno mi blog, va a tratar sobre las selfis. Todo el mundo sabe lo que es una selfi, pero esta vez profundizaré sobre ello, porque si lo piensas bien, no es tan fácil expresar una cosa tan sencilla de la mejor forma.
Definiría selfi como una imagen de alguien en la que el fotógrafo es él mismo, es decir, se hace una foto a sí mismo. 
Tal vez no sabías que esta palabra viene del inglés 'selfie', y que en su origen es derivada, ya que está formada por un lexema y un morfema. Está formada por 'self' que significa mismo y de 'ie' que es un diminutivo. Por lo tanto en español, la traducción literal sería 'mismito'. Sin embargo, 'mismito' no representa realmente el significado de 'selfi', en mi opinión, la palabra más apropiada en nuestro idioma es 'autofoto' o 'autorretrato'.